miércoles, 15 de noviembre de 2006

CATÁLOGO CLIMATOLÓGICO

Ofertaaaaa!!! Pásele, seño!!! Le gusta el sol? Pos lleve un cachito!!! Cinco minutos de muestra!!! Que no le gusta el sol y que prefiere hielo? Pos hala!!! 10 minutitos de hielo casi en punto de frappé. Tan finito que no le dolerá aunque esté completamente calvo!!! Y, si lo prefiere, por el mismo precio, le regalamos otros 10 minutos de lluvia tupidita!!!

A poco no son horribles los nublados jotos? A que sí! Qué es eso de una nubecita aquí y otra allá, con un gris tan sucio que parece que no las han limpiado en siglos? Pues no!!! Señora, mande a la niña, mande al niño. Levante al señor si está viendo el partido de fútbol! Que sólo por hoy le ofrecemos estas potentes nubes en un excelente tono gris obscuro que de joto no tiene nada. Un gris que evoca a todo un hombrecito!!!

Pero para que no se me aburra, le regalamos unos cuantos claros cada 15 minutejos, que le dejarán caer unos sutiles rayitos de sol.

Ya sólo falta que nieve. Así fue el día de ayer en Vitoria. Es como para usar toda la ropa que tienes en un solo día. Hemos pasado por todas las variantes habidas y por haber. Supongo que el viento huracanado lo suspendieron por tenerlo de manera habitual...

Bueno, también hizo falta calor. No hemos sentido calorcito desde que empezó abril. La temperatura de los últimos días ha estado entre -1 y 10 grados.

Después, en nuestro paso por Burgos, era de noche y sin embargo llovía; tormenta cerrada, con relámpagos y todo. Pero a pesar de todo este catálogo de malestares temporales, el fenómeno más curioso es el de la gente, sobre todo estando tan reciente el fenómeno de los madrazos en Irak.

Resulta que la lluvia ha impedido la realización de muchas de las procesiones religiosas a todo lo largo y ancho de España, lo cual, aunque no se esperaba, es hasta cierto punto normal. Lo curioso del fenómeno es la reacción de la gente: Se soltaron llorando. No, no son plañideras. Es gente del público, común y corriente, que vio frustrado el trabajo de, a veces, hasta cerca de un año y que ha salido en los noticieros soltando unas cuantas lagrimillas y haciendo pucheros.

Que quede claro que no es crítica ni burla. Simplemente trato de relatar un fenómeno que llama mi atención. Los campesinos no lloran cuando pierden sus cosechas por tormenta o granizo. Los obreros no lloran cuando pierden su trabajo por la quiebra de la fábrica en la que trabajan. Sadam no ha llorado por haber perdido su preciado poder. Los españoles (algunos) sí que lloran cuando no pueden celebrar como Dios manda estas fechas tan sacras.

Y los que sí han tenido los favores del clima han sido los bilbainos, que pasearon su Nazareno por todos los barrios bajos de la ciudá, edá?, purificando prostitutas y otros elementos de dudosa reputación. Y al paso del Nazareno la gente improvisa, desde sus balcones y con algún artefacto de amplificación del sonido, unos cantos extraños, como con tintes flamencos, dedicados al santito.

En España, como leen, las fiestas cristianas son de todos, y no sale ningún sacrosanto Cardenal tapatío diciendo que voten por el PAN y que se abstengan de rituales paganos, refiriéndose a las borracheras pero no a las danzas indígenas (y, cosa curiosa, el pueblo entiende!), ni conminando a los comerciantes de productos del mar a que no manchen su calzoni subiendo los precios a su antojo.

Hoy ha salido el sol. Sólo espero no llevarnos las nubes de aquí para allá en nuestro viaje por México. Felices vacas a todos y, con los que ya quedamos, nos vemos a partir de mañana!

Suza.

Mié. 16/abr/2003 9:53

0 Kalimotxos:

Publicar un comentario