domingo, 1 de febrero de 2009

PARTE DE GUERRA

Una más de las diferencias entre el primer y el tercer mundo es que en aquél no hay damnificados. Durante el último temporal de viento que azotó a España en general, y a Euskadi y Cataluña en particular, hubo una cuenta importante de destrozos, algunos de los cuales produjeron incluso víctimas mortales.

Pero aquí no se habla de damnificados. Hay personas afectadas, la gran mayoría de las cuales tienen algún seguro contratado. En esta ocasión, la asociación de seguros que hay aquí determinó que pagará daños causados por vientos de más de 135 kms/hr. De manera que, los daños causados por vientos de menor envergadura, de momento, correrán a cuenta de los afectados.

El caso es que, como en todas las historias, hay episodios o capítulos que no se ven, o que no salen a la luz. Uno de ellos es el caso de la Escuela de Artes y Oficios, que es en donde estudio fotografía. Un buen día me topo con que el aula de Fotografía está “a medio uso”, ya que la sección en donde se imparten las clases teóricas había sufrido una “ligera modificación” a cuenta del viento:

Aquí, el techo que fue literalmente arrancado de su sitio:

Techus 20090128

Y aquí un uso adicional para las charolas del laboratorio. A falta de cubetas, buenas son charolas:

Charolus 20090128

Finalmente, los restos del techo, que todavía estaban sin recoger:

Escombrus 20090158

Estas fotos son producto de cargar la camarita casi a todos lados. Y también de que somos muchos y a veces el profe no me hace ni puñetero caso. Y, como me aburría, pos agarré y saqué las fotos. =P

Luego, cuando las vio, se preocupó. Que porque a ver si se va a quedar sin “curro”. Y yo le contesté que ¿Qué culpa tiene él, si no es su responsabilidad que el techo se arranque de cuajo por culpa del viento? Es un edificio muy viejo (tiene pinta de palacete de esos que se construían los aristócratas, cuando los había todavía con un chingo de dinero) y al que se le invierte poco. Sin ir más lejos, la ventana del baño de mujeres que está en ese mismo piso, lleva un millón de años rota. O sea, hace muchos años que yo empecé a estudiar ahí (antes me aventé un año de dibujo y pintura) y NUNCA la he visto puesta. Consecuencia: Que a una se le congela el bonito trasero cuando va a echar la meadita. Ahí es donde se nota que los hombres no tienen más que sacarse la manguerita. Si fueran ellos los que se congelaran las algas que empiezan con “n” seguro que hace mucho habrían repuesto el vidrio en cuestión.

Un besito a los que no tuvieron vientos huracanados. Dos a los que les va a tocar la nieve de la próxima semana. Y tres a los que determinan el presupuesto de la escuela. A ver si se les ablanda el corazoncito y nos la arreglan un poquito. =)

3 Kalimotxos:

Mal de ojo dijo...

Así como hay ventiladores pequeñitos, de pila, personales, debería haber calentadores. Servirían para que la nalga no se enfríe.
Un poco difícil de maniobrar, tal vez, pero valdría la pena.

El Santy dijo...

También puede ser que no hayan arreglado la ventana porque nadie se ha quejado de manera oficial.

La ventaja que tuvisteis con el viento es que os avisaron, porque aquí el 18 de marzo del 2008 pasará a la historia con vientos de mas de 120 km/h que nos llegaron sin aviso a media mañana dejando a media ciudad sin luz, los meteorólogos fueron los últimos en enterarse del viento pues estaban frente a la computadora viendo vídeos de huracanaes en Kansas

Anónimo dijo...

Bien dice el refrán:"Viento por detrás, sólo el que sale es bueno".

De ahí se desprende el término "Aire Colado" o "Aire Polaco" (Po - la - co - la)

Publicar un comentario