jueves, 30 de octubre de 2008

YO NO ME CAMBIO, PEEEROOO...

En general los anuncios de la tele son malos. Y no sólo eso, sino que a veces se convierten en una verdadera tortura, porque te los repiten un chingo en muy poco tiempo. Es como si vendieran el espacio al mayoreo y lo usara todo un solo anunciante.

El caso es que, dentro de toda esa horripitufancia publicitaria, a veces se encuentra uno con verdaderas obras de arte. Este no es el caso, pero este anuncio en particular me parece de lo más simpático. Desde la primera vez que lo vi me hizo gracia. Y ese día no supe qué anunciaban, pero a la siguiente vez que lo vi me fijé, porque el anuncio me gustó mucho. He aquí el derroche de creatividad de algunos:

2 Kalimotxos:

Mal de ojo dijo...

Tienes toda la razón. Es el primer anuncio español que me hace reír. Y yo tampoco entendía qué carajos anunciaban. Gracias por ponerlo.

Anónimo dijo...

Me encanto cuando lo vi, pero viene de otro anuncio anterior que la mujer abría el grifo de la cocina mientras el se duchaba ... que también tenía su gracia.
Besotesssssss
Lydia

Publicar un comentario