martes, 30 de septiembre de 2014

DESAYUNEMOS TODOS

Siempre he sido la primera en renegar del desayuno. No me entra la comida antes de las 9 de la mañana. Si voy a salir por carretera, suelo prepararme un sándwich y un café para comer por el camino. Si salgo de casa de madrugada, directamente me atengo a lo que pueda encontrar durante mis actividades posteriores a las 9. ¿Por qué esa imposibilidad mía de meter comida en mi boca antes de las 9, da igual la hora en la que me levante? No lo sé, pero sólo de pensarlo me entran las náuseas.

Todo esto viene a cuento porque llevo una semana a dieta. Estoy siguiendo un "programa saciante" de una conocida empresa que funciona, principalmente Online, aunque también tiene reuniones en algunas ciudades. El caso es que, desde que empecé la dieta, me las he estado arreglando para desayunar. He conseguido perder peso, sí, pero también he conseguido resistir a todas las tentaciones gastronómicas que se me han puesto por delante.

No avalo ni repruebo los estudios que dicen que no es recomendable saltarse el desayuno y, en general, aunque soy muy de ayunar, intento mantener una alimentación más o menos equilibrada a lo largo de la semana, sobre todo en la comida del mediodía que, para mí, es la más importante. Pero esta semana he descubierto la utilidad primaria del desayuno en una dieta hipocalórica: la saciedad.

Eso sí, considero que, si después de haber desayunado tienes hambre, el efecto puede ser contraproducente. Al menos a mí, me es más fácil no comer en ayunas, que abstenerme si ya le metí algo al estómago.

En fin. Esto es sólo una recomendación y una invitación a acompañarnos si es que alguno de mis lectores está haciendo dieta también.

Y ustedes, ¿qué suelen desayunar?

Aquí les dejo un "zumito" de naranja, para ir entrando en calor. Que al fin y al cabo, esto es un bar. =)

2 Kalimotxos:

amykabi dijo...

Hace dos años me puse a dieta con un nutricionista y bajé 15kg en 6 meses. Ahora, he vuelto a por los que me quedaron por bajar. Ya llevo dos meses y van 6kg. Estoy encantada por que es una dieta para toda la vida, por que en realidad lo que ha hecho ha sido enseñarme a comer bien. Como de todo y en cantidades normales, solamente he eliminado la grasa y los excesos. Eso si, para desayunar, he tenido que sustituir mi tazón de cereales, por un solo vasito de cereales. También puedo sustituirlo por un 4 galletas maria (sin dorar), por una tostada de pan de molde integral o por dos rebanadas de pan tostado (biscote), siempre con un vaso de leche. :D

Susana Arriola dijo...

Bueno, para siquiera pensar en seguir un régimen adecuado para bajar unos cuantos kilos (dije régimen, no dieta, porque esa palabra se me hace de lo más obscena), voy a ir a algunas sesiones de terapia de hipnosis, que son las que mejor me han funcionado para muchas otras cosas... ya de ahí veré que sigue... mientras ¡MUCHAS FELICIDADES a quienes tienen la fuerza de voluntad de medirse al comer y no comer lo que no deben en su momento! y muchos besitos para ti también, Dada... =)

Publicar un comentario